Síguenos: 

  • Controlar Diabetes
    Controlar Diabetes¿Le gustaría aliviar la Diabetes con un tratamiento Efectivo y que no sea de por vida? Es posible controlar los niveles, regular la sed, ganas de orinar, el hambre, la visión, la disfunción eréctil y el dolor en los pies o las manos!
  • Células Madre
    Células MadreCon las Células Madre es posible obtener resultados positivos ya que tienen como función regenerar el páncreas intentando darle un normal funcionamiento mediante la sustitución de células deterioradas por células nuevas, sanas y puras!
  • Acerca del tratamiento
    Acerca del tratamientoLa duración de nuestro tratamiento con células madre o terapia celular variará dependiendo de la dosis a adquirir. Mientras mayor es la dosis, el tiempo de tratamiento es mas corto y los resultados se verán mas rápido.

Productos

Le ofrecemos nuestro tratamiento en tres distintas presentaciones con alta efectividad de manera individual o combinada: ampollas bebibles, ampollas inyectables y cápsulas gel.

  • HP
    HPAmpollas Intramusculares HP
  • pe
    peCapsulas PE
  • Bebibles
    BebiblesAmpollas no inyectables

TERAPIA CELULAR PARA LA DIABETES MELLITUS

La diabetes mellitus puede subdividirse en 2 grandes enfermedades: la diabetes mellitus tipo 1 (insulino-dependiente) o DM1, caracterizada por un proceso autoimmune de destrucción de las células productoras de insulina que provoca la falta de esta hormona, y la diabetes mellitus tipo 2 (no insulino-dependiente), que representa un 90 % de los casos diagnosticados.

Su aparición se debe a la combinación entre la resistencia a la acción de la insulina por parte de los tejidos periféricos y una alteración de la función de la célula pancreática. Esta disfunción parece ser el resultado de la incapacidad de la células ß para producir y secretar insulina cuando aumenta la demanda de esta. La diabetes afecta a un 4-5 % de la población mundial, aunque el número de individuos que la padecen aumenta muy rápido, especialmente en los países desarrollados. Es la alteración metabólica más frecuente entre los humanos y conduce también a la aparición de complicaciones secundarias, tales como retinopatía, neuropatía y alteraciones cardiovasculares. En un estudio poblacional realizado por el Consejo Asesor sobre la Diabetes, en Cataluya (1997), se observó que la prevalencia de la enfermedad conocida es del 6,7 % y que aumenta en relación con la edad, de manera que la prevalencia de DM tipo 2 global (conocida y no conocida) es del 10,3 en la población de 30 a 89 años.19

En la actualidad existen terapias para los 2 tipos de diabetes que resultan insatisfactorias porque no ofrecen una cura de la enfermedad, y en la mayoría de los casos no podrán evitar la aparición de las complicaciones secundarias asociadas a ella. El transplante de islotes pancreáticos ha sido sin duda una esperanzadora estrategia para restaurar la masa de célula funcional en los pacientes diabéticos y poder así conseguir la normoglicemia; no obstante, presentan limitaciones, como ya se ha expuesto, el rechazo del injerto y el número de páncreas necesarios para la obtención de una cantidad óptima de islotes (al menos 2 donantes/pacientes).20 Esto comporta la necesidad de identificar nuevas terapias genéticas como, por ejemplo, la obtención de células productoras de insulina a partir de células pluripotentes. Sin embargo, es necesario profundizar en los mecanismos moleculares de la propia célula beta que se intenta reestablecer. La viabilidad de esta nueva estrategia celular depende principalmente de 3 importantes pre requisitos:

Identificación de células pluripotenciales o unas células progenitoras pancreáticas que tengan la capacidad de auto replicarse y de generar células diferenciadas.

Identificación de las señales proliferativas que permiten expandir, de una manera específica, estos progenitores pancreáticos.

Identificación de señales instructivas que induzcan la diferenciación de estas células pluripotenciales o progenitoras en células funcionales que secreten la insulina correctamente procesada, de una manera pulsátil, en respuesta a concentraciones fisiológicas de glucosa.

A diferencia de células que provienen del mesodermo (cardiomiocitos) o las que provienen del ectodermo (células neuronales), pueden ser diferenciadas espontáneamente in vitro las células derivadas del endodermo, entre las que se incluyen las células del páncreas, las cuales requieren la presencia de factores en general desconocidos que son los que dirigen la diferenciación celular. Básicamente han sido utilizadas 2 estrategias de selección para células con capacidad de diferenciación beta celular, que son las siguientes:

1. Estrategia de Trapping (utilizada por el equipo del Dr. Soria). Las stem cells son transfectadas con una construcción que lleva un gen de resistencia a un antibiótico (neomicina) el cual está bajo el control del gen de la insulina. De esta manera, se seleccionan las células que al diferenciarse activarán únicamente dicho promotor; posteriormente, se añade a la construcción un marcador no tóxico, pero fácilmente perceptible: la proteína fluorescente del verde (GFP), de manera que las células expresan insulina y proteína verde, lo que permite una selección más fina de estas. De ese modo, se estableció la línea celular IB/3x-99 derivada directamente de un cultivo de células ES de ratón, las cuales tienen la capacidad de formar los agregados de las células que secretaron la insulina de una manera dependiente de la glucosa.21 Para probar la capacidad funcional de estas células in vivo, los agregados celulares fueron implantados en el bazo de ratones. La mayoría de los animales presentaron un control de la glucosa de la sangre. Sin embargo, el 40 % de los trasplantados desarrollaron a las 12 semanas una hiperglicemia.22 El estudio también establece claras dificultades. Varias razones pueden explicar la pérdida de las células trasplantadas: pérdida de características genotípicas en ausencia de la presión selectiva, muerte inducida de la célula quizás por motivo del nuevo nicho celular, rechazo por parte del huésped al injerto celular y producción de tumores.

2. Marcadores selectivos de células madre pancreáticas. La nestina es una proteína del filamento que se ha identificado por ser un marcador de células stem del sistema nervioso central. Por existir muchas similitudes entre ellas y las del páncreas, Lumelsky propuso a la nestina como un marcador específico de célula stem endocrina.23 El protocolo utilizado por estos investigadores demostró que tras la privación en el medio de cultivo del Leukimia factor inhibitor (LIF) o al suplementar este con bFGF, era posible la formación de agregados celulares que expresaran no solamente insulina sino también glucagon, somatostatina y polipéptido pancreático, hormonas que se encuentran en los islotes de Langerhans. No se identificó ningún marcador exocrino (amilasa, carboxipeptidasa A). Análisis histológicos demostraron que los clusters celulares tenían características comunes con la estructura normal del islote; sin embargo, únicamente un 50 % de las células expresaban insulina. Estudios funcionales de secreción dieron muestras de respuesta en forma de dosis dependiente. La estrategia de seleccionar células que expresaran la proteína Nestina ha sido criticada, aunque numerosas evidencias podrían confirmar que puede ser un buen marcador, a pesar de que existe un solapamiento en los factores de transcripción de la neurogénesis y la endocrinogénesis, factores claves neuronales del bHLH, tales como neurogenina 1-2, neuro D, y neuro D2 pueden ayudar a activar el gen de la insulina en una célula neuronal, y son factores idénticos (Neuro D), o muy similar (Ngn1 o 2) a esos componentes del bHLH, necesarios para la función y el desarrollo pancreáticos de la célula de la endocrina (Neuro D y Ngn3).24-25

No obstante, el marcador específico endodermal HNF3b se expresa en células derivadas de las embriónicas, además de otros marcadores que deben ser explorados para poder comprender el proceso íntimo de cómo una célula indiferenciada se transforma en célula con fenotipo beta.

En el caso del páncreas adulto, no hay consenso sobre el tipo celular que podría ser la verdadera stem cell pancreática.26 Se ha descrito que en el páncreas existe un proceso de neogénesis, es decir, de formación exnovo de islotes pancreáticos, que aumenta en diferentes situaciones, tanto en humanos27 como en modelos animales.28-30 Algunos autores postulan que después de una pancreatectomía parcial, algunas células ductales maduras podrían empezar a proliferar y diferenciarse hasta dar origen a una célula con capacidad multipotencial. La dirección de diferenciación de estas células dependería de señales externas o morfógenas.31 En este caso, hablaríamos de stem cells funcionales de manera parecida a las que se han descrito en el hígado y en otros tejidos.32-34 Otros autores han descrito la existencia de posibles stem cells en los mismos islotes pancreáticos35,36 y han sugerido que estas son una fuente de nuevas células del islote. Por lo tanto, aunque los experimentos han demostrado que en el páncreas existe un proceso regenerativo tanto intra como extra islote, la detección y caracterización de las stem cells pancreáticas está resultando un trabajo difícil. La falta de unos marcadores claros,37-39 así como de ensayos fiables, ha obstaculizado esta difícil tarea. No obstante, sabemos que nuevas células se generan durante la vida adulta y que, en parte, provienen de células que se encuentran en el ducto pancreático. Una rigurosa caracterización del proceso del desarrollo embrionario del páncreas, de los mecanismos moleculares de proliferación y apoptosis de los islotes pancreáticos, así como de los posibles candidatos a stem cells descritos, nos tendría que permitir aislar a las stem cells adultas pancreáticas.

La posibilidad de una expansión y diferenciación de estas células permite abrir la esperanza de obtener un número suficiente de células que ayuden al desarrollo de la terapia celular. Aún más apasionante es la posibilidad de que a partir de una pequeña muestra de tejido del paciente se pueda aislar y obtener in vitro nuevos islotes que podrían ser transplantados al propio paciente y evitar, de esta manera, problemas de rechazo.

 

Además de tomar nuestro tratamiento, le recomendamos seguir los siguientes consejos saludables:

¡PRESTE ATENCIÓN A SU BOCA! Las personas con diabetes tienen mayor probabilidad de sufrir enfermedades de las encías, y a su vez de los dientes. Por lo que es importante que realice una revisión de sus dientes y encías cada seis meses, cepille sus dientes por lo menos dos veces al día, usando un cepillo de cerdas suaves, crema dental con flúor e hilo dental. Si observa sangrado al cepillarse o al comer, acuda al odontólogo.
¡ALIMÉNTESE DE FORMA SANA! Incluya en su alimentación todo tipo de alimentos, pero es muy importante que cuide los horarios de cada comida, las cantidades y porciones, reduzca las cantidades de azúcar, grasas saturadas y sal e incremente el consumo de granos, frutas, verduras, legumbres y cereales. Recuerde que la nutrición es más que perder peso, llevar una dieta sana y balanceada, colaborará a su bienestar y al mejoramiento de su calidad de vida.
¡CONSIDERE EL EJERCICIO COMO PARTE DE SU VIDA! La actividad física le ayudará a sentirse bien y a mejorar su calidad de vida, ayudándolo a mejorar el control de la glicemia, reducir la ansiedad, favoreciendo el mantenimiento del peso ideal y los síntomas de depresión. Es muy importante que su plan de ejercicio físico sea programado y monitoreado por su médico.
¡CUIDE SUS PIES! Las personas con diabetes son más propensos a sufrir problemas en los pies, como mala circulación y daño nervioso, esto conlleva a que usted sea menos capaz de percibir lesiones en sus pies hasta que se presenten daños o infecciones graves. Por esto, es muy importante hacerse examinar los pies por parte del médico al menos dos veces al año y además mantener hábitos de cuidado diario: meticulosa higiene, uso de zapatos apropiados, evitar sentarse con las piernas cruzadas o mantener una misma posición durante largo tiempo.
¡CUIDE SUS OJOS! Los diabéticos tienen mayor tendencia a sufrir enfermedades visuales, como glaucoma y cataratas, los altos niveles de glicemia son factores de riesgo para dichas enfermedades, por esto es muy importante mantener el cuidado de sus ojos, visitando al oftalmólogo anualmente para su revisión.
¡CONOZCA SUS VALORES DE GLICEMIA! Es fundamental monitorear constantemente los niveles de glucosa en su sangre y mantener un registro de estos resultados, esto le permitirá conocer la reacción de su organismo a la alimentación, los medicamentos y los ejercicios y así estabilizar sus niveles  tiempo, tomando las medidas necesarias en sus hábitos y en el ajuste de su tratamiento.
¡CONOZCA TODO SOBRE ESTA ENFERMEDAD! Lea, investigue, consulte todo lo relacionado con la Diabetes, mientras más conozca sobre ella, le ayudará a mejorar sus propio cuidado y control.

Noticias acerca de las Células Madre en la Diabetes:

  • Por Defecto
  • Por titulo
  • Por Fecha
  • Aleatorio
  • Una investigación realizada por las Universidades de Sao Paulo (Brazil) y Northwestern (Estados Unidos) determinó que mediante un autotrasplante de células madre de la sangre, los pacientes con diabetes pueden vivir sin inyectarse insulina por lo menos un año. Para ello, el grupo de científicos analizó a 23 brasileños entre
    Leer Mas!
  • Un grupo de científicos británicos logra un gran avance en la búsqueda del tratamiento de diabetes, al encontrar un método que permite convertir las células madre en otras que producen y segregan insulina. Tras 15 años de estudios e experimentos, científicos de la Universidad de Harvard, liderados por el profesor
    Leer Mas!
  • Es conocido por todos. Los casos de diabetes tipo 2 aumentan de forma imparable en las últimas décadas, afectando en la actualidad a un 13,8% de los españoles mayores de 18 años. Además ya son numerosos los casos de este tipo de diabetes también en población infantil, algo poco corriente
    Leer Mas!
  • Las células madre en el páncreas adulto pueden convertirse en células productoras de insulina, un descubrimiento que significa que las personas con diabetes tipo 1 podrían algún día ser capaces de regenerar sus propias células productoras de insulina. El descubrimiento fue realizado por científicos del Instituto Walter y Eliza Hall
    Leer Mas!
  • En la actualidad, la diabetes tipo 1 no se puede prevenir. Los factores desencadenantes que se cree generan el proceso que tiene como resultado la destrucción de las células del organismo productoras de insulina siguen bajo investigación. La diabetes tipo 2, sin embargo, se puede prevenir en muchos casos si
    Leer Mas!
  • En la actualidad, la diabetes tipo 1 no se puede prevenir. Los factores desencadenantes que se cree generan el proceso que tiene como resultado la destrucción de las células del organismo productoras de insulina siguen bajo investigación. La diabetes tipo 2, sin embargo, se puede prevenir en muchos casos si
    Leer Mas!
Cargar Mas Noticias!