Síguenos: 

Artículos

El estrés, otra causa para la diabetes

El estrés, es la causa de muchos problemas de salud, ademas de ser una de las peores consecuencias de la vida que llevamos a diario, por lo que se puede decir que es casi imposible no padecer algo de estrés, el tema es que cuando este estrés es demasiado elevado puede provocar que tengamos diabetes o empeorar nuestra salud si ya la tenemos.

“Los altos y frecuentes niveles de estrés en los pacientes con diabetes se asocian con la aparición más temprana de las complicaciones de la enfermedad, como retinopatía diabética, dolor neuropático y ulceraciones en los pies, entre otras”, indica el maestro Arturo del Castillo Arreola, profesor-investigador del Área Académica de Psicología de la Universidad del Estado de Hidalgo (UAEH).

Por otro lado, cuando tenemos estrés nuestro corazón late mas rápido, provocando que nuestra presión arterial se eleve y como ya lo hemos hablado esta es una de las graves causas de los problemas cardíacos.

Ahora bien, que es el estrés?, debemos decir que es una reacción de el organismo frente a la necesidad de adaptación de nuevas condiciones en su vida, lo que se complica aun mas si la persona ya padece de hipertension.

Cuando se sufre de mucho estrés, lo que sucede es que el sistema nervioso comienza a tener una actividad excesiva al igual que el endocrino e inmunologico, ademas de otros sistemas conocidos como los complementarios, “Estos cambios fisiológicos dan lugar a la segregación de hormonas, como noradrenalina, adrenalina y cortisol. Las dos primeras incrementan la presión arterial, en tanto las dos últimas, principalmente, mueven la energía almacenada en el organismo (glucosa y ácidos grasos)”, comenta el especialista.

En personas que padecen de diabetes, se les agrega este factor a lo que seria otras causas de la diabetes, como ser la vida sedentaria y una alimentación poco saludable, como se puede observar el control del estrés también forma parte de el estado de vida, seguramente se piensa pero como se evita el estrés, pues quizás es real que no se pueda, pero hay que tratar de encontrar un tiempo para nosotros en algo que nos agrade, motive y distraiga.